Agencias Bankoro
BARCELONA
ZARAGOZA
GIRONA
Haga click en su provincia para ver los datos

Ejemplos como invertir en Oro

 

Invertir en oro es una alternativa de inversión que consiste en adquirir oro ya sea directamente (por ejemplo, al comprar lingotes o monedas de oro) o indirectamente (por ejemplo, al comprar certificados de depósitos de oro, o invertir en fondos de inversión especializados en oro). La idea de invertir en oro es adquirirlo cuando su valor esté a la baja y venderlo cuando esté a la alza.

Usualmente la inversión en oro suele ser una inversión refugio que los inversionistas suelen realizar en tiempos de crisis, es decir, es una inversión que pretende mantener el valor del dinero del inversionista sin el riesgo a que éste se devalué, algo que suele suceder en las épocas de crisis.

 

Si embargo, la inversión en oro no sólo es una inversión refugio, sino que puede llegar a ser una inversión bastante rentable si el inversionista sabe cuándo comprarlo y cuándo venderlo.

 

En épocas de relativa calma económica, los especialistas no recomiendan invertir en oro a corto o mediano plazo debido a su inestabilidad, pero afirman que invertir en oro a largo plazo, sea cual sea la época, puede ser una buena alternativa de inversión, debido a las tendencias de la oferta y la demanda que señalan que cada vez existe una mayor demanda del oro y, por tanto, un aumento en su valor.

 

Otra de las ventajas de invertir en oro, es que el oro no se devalúa tan fácilmente como sí ocurre con el dinero; ello debido principalmente a que su valor no es regulado por los gobiernos, sino que es determinado por la ley de la oferta y la demanda; razón por la cual suele considerarse a la inversión en oro como una inversión segura.

 

Asi mismo, el oro puede convertirse en efectivo en cualquier momento, ya que el inversionista puede venderlo rápidamente, en cualquier momento, y sin tener que pagar comisiones.

 

Sin embargo, no es recomendable invertir todo el dinero en oro, sino complementar dicha inversión junto con otras, y crear una cartera de inversiones diversificada.

 

Las formas más comunes de invertir en oro son:

  • comprar oro físico: ya sea lingotes o monedas de oro; los inconvenientes de comprar oro directamente son la seguridad (el riesgo de que sea robado), el cuidado que se le debe tener (un mínimo daño puede hacerle perder su valor), y el costo de transporte y mantenimiento o custodia en caso de que uno lo vaya a dejar en custodia en la caja fuerte de algún banco (la cual tiene un alto costo).
  • certificados de depósitos: es la forma más sencilla de invertir en oro; al adquirir un certificado de depósito uno adquiere la propiedad del oro aunque no lo tenga físicamente en su casa o en la caja fuerte de algún banco o entidad financiera, eliminando así los inconvenientes de tener el oro físicamente.
  • futuros de oro: consisten en derivados en donde llegado la fecha de vencimiento, el comprador tiene la obligación de comprar el activo (en este caso el oro), y el vendedor tiene la obligación de entregarlo; es una forma de invertir en oro un tanto complicada, además de que requiere la necesidad de que uno tenga que estar muy pendiente de las fechas de vencimiento.
  • acciones de empresas mineras: consiste en adquirir títulos de acciones de empresas relacionadas con la extracción de oro.
  • fondos de inversión: consiste en invertir en fondos de inversión que inviertan básicamente en acciones de empresas relacionadas con la extracción de oro.
  • fondos cotizados: los fondos cotizados (ETF por sus siglas en inglés) son fondos de inversión que tienen la particularidad de que cotizan en bolsa al igual que una acción.

 

Una alternativa al oro es invertir en plata, la cual además de ser también un metal precioso (es un tipo de dinero), es un metal para consumo industrial, lo que significa que se está acabando (a diferencia del oro que en vez de ser consumido, se acumula) y, por tanto, su valor aumenta más rápido que el valor del oro.

 

Debido a ésta y a otras razones, los especialistas afirman que en el futuro el valor de la plata aumentará considerablemente y, teniendo en cuenta que hoy en día su precio es bajo, podría representar una buena oportunidad de inversión que cualquier persona podría aprovechar.

 

Las formas de invertir en plata son similares a las de invertir en oro, uno puede, por ejemplo, comprar barras o monedas de plata, comprar certificados de depósito de plata, o invertir en acciones de empresas relacionadas con la extracción de plata.